free web hosting | free website | Business WebSite Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Actualización Domingo 20 de marzo de 2005

¡¡Humille, Ramos, HUMILLE AEBU!! (la vaca sigue atada).

Astori&Obispo "iniciático, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a una experiencia decisiva o a la iniciación en un rito, un culto, una sociedad secreta, etc.Real Academia Española © Todos los derechos reservados

COLOR ESPERANZA.  Los primeros u$s 60:000.000 ya tienen destino. A sólo pocos días de la asunción del nuevo gobierno, antes que  la Ministra Marina Arismendi  tenga sus cien millones para el Plan de Emergencia Social (PANES), AEBU (Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay) apretó al iniciático Ministro Astori, (¿Remember you?, u$s 33:, Banco Comercial, Rohm´s, David C. Mulford & Co), el sistema financieros (Banqueros&Bancarios Asociados@uy.com), se aseguraron un seguro de depósitos financiado por Usted, Uruguayo.

El lavado del dinero de la droga "es prácticamente insignificante. JUAN JOSÉ RAMOS, 28 enero 2002, Presidente del Consejo de Sector Financiero Privado de Asociación Empleados Bancarios del Uruguay".
 

con sesenta millones

se paga el 60% del Plan para la Emergencia Social propuesto por el gobierno,

se paga la primera cuota de un plan decenal para radicar 6000 familias (25.000 personas) en explotaciones intensivas con riego de 100 hectáreas cada una en los ejidos de las ciudades  prestándoles 1.000 dólares por hectárea, creándose 18.000 puestos de trabajo directos, con un ingreso bruto estimado de entre trescientos y setecientos dólares la hectárea, que generarían u$s 30: en recaudación fiscal mínimo anual.

 

 

Las autoridades salientes del Banco Central uruguayo (Julio de Brum, Miguel Vieytes,) suspendieron a la Cooperativa de Intermediación Financiera COFAC luego que una corrida en la semana anterior la desfondara en más de una decena de millones de dólares.

COFAC, con diez sucursales, más de seiscientos empleados, confesó setenta mil dólares de patrimonio pero una carga en salarios mayor a los dos millones de dólares mensuales, a un promedio de más de tres mil dólares cada uno, (más de diez veces el salarios de una maestra, y más de quince veces el salarios de un agente de policía de segunda), pero existe la certeza que hay funcionarios de quinientos dólares mensuales dándose una alta concentración en las jerarquías superiores, gerentes, miembros de los comités de créditos y directivos.

La percepción popular siempre la ubicó como un negocio en beneficio de sus empleados de jerarquía que trabajaba con la "orilla", en la jerga, que significa una clientela (socios) de bajo poder adquisitivo con garantías endebles e ingresos en pesos que por pequeños créditos pagaba cifras astronómicas en intereses. Sus intereses en dólares eran del diecisiete al diecinueve por ciento y los de mora arriba del 21%, entre tres y cuatro veces más que los del mercado de crédito norteamericano.

La devaluación del 2002 que puso fin a la era de la confiscación cambiaria Davrieux  disminuyó la capacidad de repago de sus clientes a la mitad y la morosidad trepó año a año, la imprevisión y la asfixia del costo laboral, -casi su único costo ya que no repartía utilidades- corrieron a sus últimos grandes depositantes quienes se "salvaron" al huir utilizando información privilegiada desde setiembre hasta acá.

Desde el corralito del 2002 en Uruguay no existe un sistema financiero, existe una bancarización primitiva y forzada que utiliza el miedo a ser robado en su propia casa como su mejor argumento, una banca moderna de largo plazo y para el desarrollo es inexistente, pero el gremio de bancarios (AEBU) mantiene las costosísimas fuentes laborales de un negocio fundido gracias a los impuestos que pagan los uruguayos.

El principal banco del país, el estatal Banco de la República Oriental del Uruguay, mantenido con impuestos específicos en su exclusivo beneficio,  confiesa un patrimonio de trescientos millones de dólares pero increíblemente se le "evaporaron" mil millones en una década en corrupción, préstamos "políticos" que son donaciones encubiertas en favor de particulares, tenía más de la mitad de sus gerentes sumariados, y es el banco que está mejor.

El Banco Comercial de los Rohm -según Juan José Ramos de AEBU "el mejor banquero del país"- se lo robaron ellos mismos, y además del saqueo de los Peirano y los grupos familiares mafiosos afines a ellos son un triste recuerdo para el contribuyente uruguayo, de forma que esta ¿última? manoteada de AEBU de sesenta millones de dólares para un fondo de garantía de depósitos de la Patria Usurera sea percibida con tanta irritación e impotencia después de ser votada en el Parlamento en tan sólo dieciocho horas por unanimidad de la partidocracia vernácula.

Es que COFAC no sólo ya no podía reintegrar a sus depositantes (obligación del depositario, ¿depositario fraudulento?), sino que tampoco ya podía cumplir lo recibido en calidad de pagadores, esto es, obligaciones de arrendamiento de servicios, recibir dinero de una empresa o del estado para pagar a los empleados de esa empresa, o sea, se quedó con plata que no era ni de sus socios ni de sus depositantes, sino de terceros para terceros, no una obligación de depósito, sino una obligación de hacer. Si un particular recibe dinero de alguien para pagar a otro, si el dinero no está y no cumplió lo pactado, va preso por apropiación indebida en tanto no configure la estafa si se podía prever el incumplimiento. Si es una empresa privada, van presos sus dueños y directivos, pero en el sistema financiero uruguayo nadie va preso, la legislación de la Patria Usurera no incluye al Código Penal. Y allí están, como en una Insula Barataria,  jubilados, maestras, empleados varios haciendo cola y esperando que alguien que no es su empleador le entregue su dinero, en cuotas y con topes.

La hilaridad se alcanzó cuando el borbónico Enrique Iglesias, presidente del BID, ofreció a AEBU rescatar a COFAC, hecho comunicado por el propio Ramos. Un dirigente corporativo que zafó de todos sus delitos (como revelación de secreto bancario, amenazas, violencia privada contra los -a su juicio y justicia por mano propia- "rompe huelgas") porque en el Uruguay los fiscales protegen a los suyos -y porque no hay querella penal de parte difusa-  se tome la osadía de querer manotear la capacidad de endeudamiento externo del país ya preanuncia tiempos caóticos.

AEBU ofreció bajar el costo laboral en un 23% ("rebajas salariales que le impactan 575.000 dólares mensuales", Ramos, "El Espectador") en una situación fáctica en que una ecuación económica castigó -al fundirse- al 100% el costo laboral. Por eso es que AEBU resistirá al "sanguinario y cruel" mercado capitalista que en otra época los enriqueció. Por eso, como el mercado que los enriqueció ya no está más de humor, ahora seremos los uruguayos quienes sustituyamos al "cruel" mercado. No nos contaron cuanto ganaban cuando ganaban y menos nos participaron ni a los uruguayos ni a sus "socios", pero ahora nos va a contar cuanto pierden para que paguemos -¿nosotros?- lo que quieren seguir ganando. Incluso van a pagar aquellos que fueron rematados, ejecutados, a pocos meses de que el poder político en violación a la legislación internacional autorizara al sistema financiero a no pagar a sus acreedores pero sí a cobrar a sus deudores, en una indecencia de poderosos que arremete al sentido común más allá de consideraciones legales.

Ni AEBU ni sus dirigentes tienen prestigio público, es más, fueron testigos del mayor saqueo a través del sistema financiero que se haya dado en el país y no saben decirnos ni quienes ni porqué ni cuanto nos robaron, y no hablamos de pequeñas bancarrotas, hablamos de robos, hurtos, apropiaciones indebidas, estafas de miles de millones de dólares.

No tienen ninguna credibilidad, que sí la tiene la nueva Administración, que sí la tiene el Ministro Astori. Puede AEBU chequear contra la credibilidad política del Ministro Astori, pero éste tampoco pagará la factura, no tiene la suficiente solvencia dado que él y su grupo mermaron sus votos en la última elección, la factura en credibilidad la va a pagar la Presidencia Vázquez, la van a pagar todos aquellos que creyeron en el cambio.

Que los primeros sesenta millones de dólares que destina este gobierno hayan sido para la Patria Usurera no es ciertamente un cambio, es el mismo chantaje que se le hizo a Sanguinetti Coirolo en 1985 a poco de asumido, parece que veinte años no han pasado.

 

¿Fue a Propósito?. COFAC hizo "entrar" a un corredor de Bolsa encargándole -un día antes de solicitar su propia suspensión al Banco Central-  que comprara al 95% nominal u$s 600.000 de sus Obligaciones Negociables emitidas por la propia cooperativa, pero no le pagó al corredor, según se dice, por orden del Banco Central. ¿Cobrará el corredor?. Aún le quedan a COFAC u$s 12: millones en ONs emitidas.

¿Quienes serán?.  Los que vendieron esos 600 mil dólares "No sólo recibieron uno de los precios más altos desde inicios de 2004 a la fecha, sino también se salvaron de entrar en una especie de reprogramación que comprende capitalizar con el 20% a 25% del valor de las ONs a la cooperativa (ingresan como accionistas) y esperar cobrar el resto en octubre de 2007.según "La República" del sábado 12 de marzo de 2005. "El porqué se ordenó (y quién ordenó) desde Cofac salir a comprar papeles un día antes de la suspensión preventiva (que solicitarían ellos mismos), no se sabe a ciencia cierta en los círculos económicos", concluye "La República".

¿Quien será?. Paysandú comenta sobre la identidad del afortunado que logró retirar un millón de dólares días antes de la "suspensión preventiva" y posterior corralito en CACDU, cooperativa sanducera integrante de COFAC, Los que hacen la cola para retirar -no sus depósitos- sino sus sueldos y jubilaciones retenidos comentan.

"Fui Yo". Informa "La República" que un "infiel" empleado de la Sucursal Maldonado de COFAC se llevo dinero para su casa ante el cierre de la Cooperativa. A la policía "El mismo los llevó directo a su casa, donde celosamente guardaba los U$S 80.000 con los que pensaba pasar "a lo rey" durante la próxima Semana de Turismo y, por supuesto, darse algún que otro gustito más". Lo que no dice la crónica -y tampoco lo explica- es porqué un "cooperativista" se vuelve tan ingenuamente infiel de un día para otro. ¿No será que ese "infiel" sabe sobre la "gran joda" que es el sistema financiero uruguayo que pensó que su humilde tajada no molestaría a nadie?. Habría que preguntarle qué sabe él sobre financiamiento de sectores políticos con plata de los depositantes en las cooperativas, ya que está en Sede Penal.

 "Entregá la casa Por U$s 5.000 y vas preso vos y tus amigos".

El procesamiento de 13 integrantes del "Club de Deudores" en Paysandú el 12 de diciembre de 2002.

El Fiscal Carlos Negro discute con el hijo del rematado rodeado de otros dos abogados "larrañaguistas".¿Que hacían, provocar?. Peri Valdez lo había ordenado a instancias del Senador Larrañaga Fraga.

 CACDU, integrante de COFAC, remató una gran propiedad de su deudor en sólo u$s 5.000 cuatro meses después de decretado el "corralito" del 2002. Pero además el fiscal de 2º Turno Carlos Negro denunció que el hijo del rematado "le había intentado robar el reloj". (sic). ¿Que hacía un Fiscal Penal en un Juzgado civil nada menos que al lado del hijo del rematado?. Lo muestra la foto, airado, agresivo, de camisa blanca, levantando los brazos para evitar tipificar el delito de riña e inducir a su oponente a tipificar el delito por el cual el Juez Penal Dr. Jorge Díaz procesó con prisión al hijo del rematado por "lesiones personales". ¿No era esta misma presencia de un Fiscal Penal -que nada tiene que hacer en un remate civil- una provocación en sí?.

Decenas de personas detenidas, trece procesados, doce por "desacato" a gente que sólo aplaudía en señal de solidaridad y una encerrona promovida por el nefasto Fiscal de Corte Oscar Darío Peri Valdez a instancia del dirigente partidocrático Senador Jorge Washington Larrañaga Fraga, quien era enemigo personal del movimiento "Club de Deudores de Paysandú" en plena dictadura civil Batlle Ibáñez.

La Patria Financiera Cooperativa además de apropiarse de bienes por precio vil, aliada a la partidocracia local, procesaba por desacato a sencillos ciudadanos que tan solo aplaudían para sacarse la angustia de quedar en la calle.

 

comentarios  

por una sociedad con leyes

pero sin autoridades