free web hosting | website hosting | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

 

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Documento de 05 de febrero de 1985.

"Proyecto sobre Cámaras de Concertación Calificada de ENERO 1985"

Entregado el 5 de febrero de 1985 al Sr. Hugo Fernández Faingold  -futuro Ministro de Trabajo de la época- en el  Hotel Columbia, en la transición desde la Dictadura Cívico Militar (1973 - 1984) antes de asumir el primer gobierno electo de la restauración democrática el 1° de marzo de 1985, Presidencia del Partido Colorado Presidente Julio María Sanguinetti. "Proyecto sobre Cámaras de  Concentración  Calificada. ENERO/85".

 

1. INTENCIÓN Y SUMARIO.  El objetivo de la presente propuesta es hacer reflexionar sobre los peligros de la actual situación política en tanto ella genera tensiones, y sugerir a vuestra consideración formas institucionales y salidas políticas distintas a la teoría tradicional, pero que gozan del mérito - a nuestro modesto entender- de posibilitar un proyecto nacional de transición y desarrollo de base consensual altamente realizable.

La intención que lo preside es poder evitar la reiteración de circunstancias de1971 y está motivado por la fidelidad partidaria.

Luego de consideraciones previas acerca de las posibles líneas de acción del Partido Nacional y el Frente Amplio se exponen las características de la Cámara de Concentración calificada por sectores y como segundo espacio de mediación del sistema político coexistiendo en el espacio parlamentario. Al final se lo aplica y se analizan los tiempos durante los primeros meses de gestión.

2. CONSIDERACIONES PREVIAS. El haber logrado articular la Multipartidaria y transformarla en el sistema político de la sociedad civil le valió al Partido Colorado el Triunfo de noviembre. El Partido Nacional quedó como vocero de sus propias demandas intrasistémicas de nivel específicamente político, perdiendo toda su capacidad articuladora -su función como partido político tradicional- lo que le costo las elecciones y lo obligará a profundizar las líneas. Al perder la alianza implícita con el frente amplio y quedarse en el discurso de legitimación, es llevado a:

- forzar la estrategia de superposición en la línea y el espacio del Frente Amplio para llevarlo a negociar un nuevo status que acerca del liderato del "movimiento progresista";

- modificar las reglas del sistema electoral por medio del ballotage o lema amplio, lo que puede acarrear la división o disolución del Frente Amplio:

-Lograr el aislamiento del Partido Colorado al desengancharle el Frente Amplio, y quitándole el apoyo difuso que tradicionalmente se han prestado un partido al otro en el gobierno;

-espectacular acerca de la sobrecarga de insumo de demanda (demasiadas demandas y todas perentorias) tensione al sistema   y el Partido Colorado despliegue un ala derecha irritativa;

Esta estrategia lo puede colocar al Partido Nacional como centro articulador de recambio, dominante en el espacio parlamentario, para forzar una consulta electoral o ganar la convocada.

Si analizamos las posibles alternativas que puede manejar el Frente Amplio vemos que:

-padecerá su condición de coalición urbana, lo que le quita frente al Partido Nacional la aspiración a la unidad de territorio para disputar la próxima Presidencia, además de no poder priorizar demandas rurales;

- al haberse modificado su composición interna con el predominio  de sectores no tradicionales de izquierda, los sectores tradicionales buscaran la mayor acción  de sus dirigentes sindicales, dándose en los hechos una duplicidad de dirección;

-sufrirá la continua superposición de línea del Partido Nacional, ("la división de los votos progresistas  hace el triunfo de la derecha"), batalla que la dirigencia  tradicional política  del Frente Amplio hará cesar a costa de un acuerdo perjudicial a nuestro Partido.

Con este espectro posible, cabe concluir que las recetas de la teoría tradicional de gobierno puede mostrarse insuficientes para permitirle al Partido gobernar -y acceder al poder- en los próximos tiempos. La primera comprobación surge obvia: el espacio de mediación parlamentario tiende a reeditar acentuadas la alta ideologización y simplificación del discurso opositor, con peligro de exacerbación de consignas, condenas anticipadas, fobias, para que con una continuada tensión se lleve fácilmente a la polarización -que es la devaluación de todo discurso-, y discurso supremo de dirigencias ubicadas a los extremos en su lucha por conseguir poder político.

El ejemplo de Argentina puede servir, donde Alfonsín confió en la receta clásica de achicar las instancias de participación únicamente al Parlamento, y por momentos se convirtió en mero testigo de largas batallas retóricas, sin poder utilizar con imaginación la ventaja comparativa del Poder Ejecutivo -ejecutividad, manejo de los resortes de gobierno y de los tempos políticos- apelando tardíamente a una concertación que se le volvió en contra y tubo que subordinar los tempos de su política internacional a la situación interna, lo que fue percibido como debilidad por la oposición.

Si el Partido va a recurrir a la elite política única y exclusivamente para gobernar, puede llegar a depender de un nuevo status quo surgido de la Lucha Partido Nacional/Frente Amplio, depender de un tempo parlamentario que no controlará, y aún confiado en que el Frente Amplio controle al Partido Nacional, la función de apoyo difuso no la podrá cumplir como la cumpliría aquel.

Por estas razones, y otras derivaciones que en homenaje a la brevedad se omiten, a mi modesto entender conviene abrir un segundo espacio de mediación política aprovechando la experiencia anterior.

3. CÁMARAS DE CONCERTACIÓN CALIFICADA

La tendencia de larga duración histórica es la realización de la política, esto es, que los actores o demandantes no son profesionales  sino agrupaciones de ciudadanos que en nombre de sus intereses, reclaman algo que creen suyo o para otros. Y consecuentemente con esta caída de las inhibiciones tradicionales de fundamente cultural que atribuían la mediación del conflicto social a determinados sectores de clase, crece la función de la articulación como complejo entendido entre sectores demandantes de petitorios excluyentes que con ayuda del gobernante obtienen progresivos status quos mutuamente beneficiosos.

Creemos que la línea del Partido debe ser: discriminar demandas unas de otras hasta donde sea posible, (según sector, nivel vital, población implicada), y satisfacerlas lo mas cerca posible de  su base u origen según un orden de prioridades de sentido común.

La propuesta concreta es: coexistiendo con el espacio tradicional de mediación parlamentaria, debe abrirse un segundo espacio de mediación de concertación: calificada por sector y demanda por prioridad.

Parte de dos supuestos: A. para que la economía sea a partir del hombre debe satisfacer sus demandas con mayor prioridad según el grado de necesidad vital implicado. Así, del ingreso, los ingresos destinado a alimentación tienen prioridad 1; 2, salud;3.vivienda, 4.educación como capacitación laboral, 5. recreación;6. cultura como realización, etc. De dos demandas iguales, se discriminaría según el nivel vital.

                                  B. pero el anterior supuesto, aplicado por sí, ignora la diferente utilidad comunitaria de los trabajos que ameritarían tal ingreso, por ello y para subordinarlo a un plan de desarrollo coherente y cuyas prioridades sean indiscutibles porque, al igual que los anteriores pertenecen al sentido común, se establecen diversas cámaras ajustadas a la estructura económica.

Así, la primera cámara estaría integrada por los agentes de generación del valor del sector primario, (trabajadores y empresarios rurales, trabajadores y empresarios agroindustriales) y sus asociados por vinculación regional o social;

La segunda cámara la integrarían el secundario exportador, (obreros y empresarios de la industria no tradicional de exportación); la tercera el secundario abastecedor de mercado interno; La cuarta cámara el terciario, comercio y servicios;

        VENTAJAS: 1 permite articular una política de desarrollo porque distingue por utilidad social de la producción agregada por el sector, da prioridades a los sectores punta permitiéndoles mayores recompensas.

                           2. Los trabajadores de las cámaras de acceso al dólar, (cámara 1:agro y 11:industria de exportación), ingresos que son reales y no subsidiados puesto que los ganan en el mercado internacional, obtendrán mayores niveles de remuneración con lo que los trabajadores necesarios pero no productivos o directamente improductivos del terciario se desvíen hacia los sectores punta;

                        3. hace que el esfuerzo geopolítico exportador rinda sus fruto, al impedir que los dólares ingresados por los trabajadores de los sectores reales se dilapiden en transferencias de pesos, pesos que no generaran nuevos dólares, hacia sectores subsidiados por su mayor capacidad de tensionar el sistema;

                    4. frena el ánimo de respaldar cualquier demanda de las dirigencias del Partido Nacional y el Frente Amplio, sobre todo cuando se agudice la batalla por los enganches sociales, al hacerlas entrar en prioridades rígidas y de sentido común; e, impide, al discriminarlas, que las dirigencias sindicales manejen una única y gigantesca demanda  "por mejoramiento de niveles de vida"  que tensiona todo el sistema, (ej. COB boliviana). Al discriminarse para someterlas a la inhibición de las prioridades, se "hace" el espacio de mediación al hacer funcionar demandas de igual naturaleza como excluyentes, solucionables alternativamente, nunca simultáneamente, lo que les baja notoriamente al potencial tensivo.  

                  5. es el instrumento de un proyecto nacional por que parte de reglas indiscutibles de sentido común: de dos demandas iguales, el nivel decide; a igual nivel, decide la prioridad de la cámara. La demanda alimento es más urgente que la vivienda, y ésta, que la cultural; los que traen la demanda de la importación son los que deben acceder a los productos de importación, porque sino, la producción exportada es un castigo.

                a. Las demandas consideradas en las respectivas cámaras no deben ser exclusivamente salariales, sino que se deben concertar proyectos de reestructura consensual de los sectores involucrados, ej. franja de tenencia protegida en el agro; cogestión y autogestión en industria exportadora, etc.

               b. el reclamo salarial a veces es el único punto en común de dirigencias sindicales de izquierda, por eso es conveniente, si se me permite el término, dessalarizar los reclamos obreros, haciéndolos corresponsales de reestructuras sectoriales; siendo ésta casi la única forma de democratizar la dirigencia sindical, al llevarla hacia la base, y no hacia arriba.

             c. impide aumentos generales de salarios, a los cuales son muy sensibles otros variables de la economía, que terminar por anularlos y desatar la puja inflacionaria;

            d. cumple las exigencias de instrumento para la reactivación selectiva (real, no inflacionaria) y evita la explotación interclase que sectores más dinámicos por facilidades cultural realizan para sí con las banderas de los más postergados.

Los únicos requisitos para este espacio serían: - una muy buena coordinación entre los organismos públicos y de gobierno involucrados; un buen conjunto de negociadores sectoriales; no se puede mediar si no están todos los intereses del sector, porque sino el articulador carga con la defensa de los ausentes; La articulación impide prioridades, pero nunca debe distribuir prebendas por la amenaza de tensión social de algún demandante.

           4.APLICACIÓN Y ANÁLISIS DE LOS TIEMPOS.

          A. El Partido para poder gobernar y acceder rápidamente al poder en los primeros meses de gestión debe precaverse de aislarse en el Parlamento; de conceder la iniciativa pública de gobierno a la oposición o aparecer como dependiente de ella; impedir se ideologice sobre política económica y que ésta no sea destinataria de condenas anticipadas, prejuiciosas, siendo conveniente fraccionar su aplicación entre distintos organismos; y, sobre todo, no depender del resultado de dos batallas, la Partido Nacional/Frente Amplio entre sectores no tradicionales y tradicionales de izquierda, con y sin enganches sociales por el predominio interno.

       C. Si el Partido Colorado, desde el Poder Ejecutivo, pasa a depender del espacio parlamentario en lo institucional y en el análisis de la política económica global, y a su vez es presionado por una monolítica dirigencia sindical, correrá el riesgo de 1971.

En mi modesta opinión creo que:

- articulando simultáneamente en los dos espacios de mediación, uno para lo institucional, (amnistía, constituyente, sistema electoral, política económica) y otro, concertación calificada, en la atención de las demandas en su base;

- opacando de dos formas los núcleos de controversia desfavorables, el discurso internacional y la gran línea nacional, ambas propias de Presidencia, que la separan de la nerviosa superficie de los días y trasladan el desgaste hacia otras áreas del gobierno;

- dividiendo la responsabilidad de la ejecución de la política económica, ministerio: manejo financiero, presupuestario, cambiario, monetario, salarios públicos centrales, negociación FMI, política de transición; y otro organismo para las cámaras de concertación calificada para el manejo salarial y de reformas sectoriales consensuales, lo que impide su apreciación global y toda anticipación por parte de la oposición y además, hace entrar en corresponsabilidades a sectores cuya dirigencia política lo ha eludido en el gabinete;

- eludiendo largas batallas parlamentarias, donde el tempo lo puede marcar la oposición, hasta donde sea posible; y si no es posible superponerle los logros del segundo espacio, concertación, ó los tempos de la política internacional;

- no pronunciarse definitivamente sobre la batalla que será en torno al sistema electoral, pues ella incide sobre las líneas del Partido Nacional y el Frente Amplio, el primero que debería prestar apoyo difuso y el segundo, asumir compromisos anteriores;

el Partido podrá cumplir con el mandato emanado de sus votantes de transición ordenada en todos los sistemas hacia un nuevo y altamente contagioso proyecto nacional.

Dr. Gustavo Elizondo.

comentarios  

por una sociedad con leyes

pero sin autoridades