free web hosting | website hosting | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

"Yo comento, de los humildes viene la luz"

Monseñor Oscar Arnulfo Romero. (salvadoreño asesinado de un disparo al corazón el 24 de marzo de 1980, cuando oficiaba una misa).

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Redacción original viernes 25 de marzo 2005.  Actualización Martes, 26 Abril 2005

 

 

salónicos

Benito Mussolini y dirigentes de "La República Social Italiana" o República de Salò.

La República Social Italiana o República de Salò duró de septiembre de 1943 a abril de 1945, y representó "el último intento de Benito Mussolini y Hitler de reorganizar la Italia fascista"; cedió a los nazis territorios fronterizos como Trieste, Fiume y Udine.
El campo de concentración de la Risiera di San Sabba, en Trieste, tenía su sede en un viejo edificio antes dedicado al descascarillado del arroz, y era administrado por la
Adriatisches Kuestenland. Los alemanes adaptaron el antiguo secadero como local para la eliminación de los prisioneros mediante gases procedentes de furgonetas y camiones. En el interior habían construido un horno crematorio. La Risiera di San Sabba estaba destinada al tránsito de prisioneros hacia Buchenwald, Dachau y Auschwitz. (Fu l'unico campo di sterminio in Italia. Vi transitarono - diretti a Buchenwald, a Dachau, ad Auschwitz - più di 25.000 persone. Oltre 5.000 perdettero la vita per mano di quello stesso Einsatzkommando Reinhard che si era già distinto negli sterminii perpetrati nei campi della Polonia). Más de 4.000 fueron asesinados allí mismo. La Risiera fue liberada por los partisanos yugoslavos el 29 de abril de 1945, cuando los nazis ya habían hecho volar el edificio del horno crematorio.

 

 

 

 

 

 
Lisa Meitner

Fritz Stassmann (1902-1980), Lisa Meitner (1878-1968) i Otto Hahn (1879-1968)

 

 

 

 

 

 

 

 

En el Siglo XXI el líder que no cuida la vida de sus enemigos no merecen llamarse líder, porque el que no cuida la vida de sus enemigos arriesga la vida de sus amigos y eso es la verdadera derrota, entregar a los amigos a la muerte. Y esto lo enseño el mejor estratega hasta ahora conocido, un líder de "Am Ha-aretz", gente de la tierra indigentes,  llamado Jesucristo, quien no sólo convirtió a enemigos en amigos, sino que multiplica constantemente a éstos para que en su recuerdo vivan.

 

 

 

 

 

 

 

Los Estados Unidos de America pendulan entre su República y su (a veces no deseado) Imperio. La razón por la cual Bush tuvo sus ocho años -y continúa haciendo los deberes del Imperio-, ¿será la misma razón por la cual Clinton intente otros ocho. Hillary en Estados Unidos, Carrió en Argentina, y Uruguay?. Es un hermoso escenario para imaginar. Mujeres, al frente!!!.

 

 

 

 

 

 

 

 

La Curia alemana rinde honores al mismísimo Goebbels, Joseph Paul (1897- 1945

La Curia alemana rinde honores al mismísimo Goebbels, Joseph Paul (1897- 1945

 

 

 

 

 

 

 

 

republicanos

Soldados republicanos españoles en un campo de concentración francés

Soldados republicanos españoles en un campo de concentración francés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

el siglo XX no muere pero el XXI se acelera

 

1. Tres Barcos. Lo que precisamente ayer no se quería, es lo que desearemos fervorosamente mañana. Esto es propio de la condición humana y su temporalidad, del hecho cosmológico que el futuro no se conoce y el pasado puede -por conocido- reevaluarse intentando mejores estrategias de supervivencia. Nuestro cerebro -si es que así puede denominarse a una central energética inducida por millones de interacciones en milisegundos, la famosa "asamblea neural"- parece reeditar continuamente en background aquellas patencias angustiosas en que estaba en juego nuestra supervivencia, batallar viejas batallas, ensayar ataques y huidas una y otra vez, pero registra muy lentamente status quo pacíficos mientras espera por nuevos tiempos para revivir -gloriosas, se supone- batallas por la supervivencia, el todo o nada.

Cuando Winston Churchill por preferir ver una película de los Hermanos Marx desechó lo que el Fürer Suplente tenía que decirle le pegó un tiro en la nuca a la Europa Imperial, la suicidó. Hace tan sólo cuarenta y pocos años España bajo el dominio militar del lugarteniente de la Monarquía Borbón, el Generalísimo Francisco Franco, era una paria en la comunidad internacional por colaboracionista de Hitler. No se han cumplido aún la mitad de los años de lo que un ser humano vivirá a mediados del siglo veintiuno en que Italia tuvo que ser ocupada militarmente y todavía faltaban entibiarse a los hornos crematorios de la República de Saló y cuatro mil obreros de la FIAT -por hacer una huelga- eran enviados como dación en esclavos a la Alemania nazi. En la misma época un solitario De Gaulle aspiraba a llegar a las playas de Normandía aunque la minoría de sus soldados fueran franceses, mientras la Francia que no estaba ocupada era reinada por la Iglesia Católica, gobernada por Petain y Laval con  la colaboración de grupos de partidos de izquierda, se jactaba de la paz interna y que eran el territorio del Tercer Reich que menos esclavos enviaba al Fürer, y -hoy mismo- Le Pen le recuerda a los franceses que no sufrieron tanto bajo la ocupación nazi. y algunos se enriquecieron.

La memoria humana es frágil. Después de pelear a dos frentes, contra Europa y contra la potencia más desarrollada de Asia, América hoy debe anotar que la historia tiende a repetirse, en torno a los cien años más tarde, porque la cultura aún no se ha desarmado. El formateo de cultura de época aún no ha cambiado y la línea de tensiones -proyectada linealmente- sugiere la mitad del siglo veintiuno como otra nefasta reedición de choques entre continentes y hay que anotar que las élites formadoras de experiencias de individuación, pertenencia, gregarismo y percepción de experiencia mística parecen que desean volver a luchar el siglo XX.

Ya en los últimos años parecía que había tres barcos para navegar por el siglo XXI, América, Europa y Asia, un excluido, África, y una incógnita, Oceanía. Esta percepción esta basada sobre el modelo más eficiente de agregación de culturas regionales a subconjuntos mayores, la tendencia natural del psiquismo humano de preferir la vecindad territorial para articular alianzas defensivas mayores y más eficientes.

América, el subconjunto Norte América, tendría su turno de cien años para sustituir el suicidio y el consiguiente vacío de poder dejado por el centro anterior Europa, desde su forzada asunción después de la Segunda Guerra Mundial, hasta su victoria sobre el tercer intento europeo de conquistar el mundo en el siglo XX: el primero fue Alemania en 1914 - 1918; expansionismo militar de botín; el segundo volvió a ser alemán, Tercer Reich, 1939 - 1945, imperialismo militar de saqueo y botín, vector ideológico nacional socialismo; y el tercero fue Rusia, formato URSS, vector ideológico marxismo leninismo comunismo universal, estructura económica capitalismo de estado.

Implotada la URSS debido a los increíbles desniveles de ingreso entre las clientelas regionales, estaduales y centrales de la aristocracia cooptada de la Nomenklatura y con el lastre de más de treinta millones de esclavos, el centro del poder económico del planeta quedó en Wall Street y el militar en los Estados Unidos de América.

Los Estados Unidos ya es un imperio en camino a la madurez dado que se apura en asegurar su control sobre las fuentes energéticas del planeta, ejemplo petróleo, parte asiática de la ex URSS, Afganistán, Iraq, Irán, por lo que está percibiendo que su adversario será Asia después del 2050. La recompensa que Wall Street está pagando por barril de petróleo habla del apuro que tiene en que las energéticas se lancen sobre todos los confines del planeta para asegurar el principal insumo de la economía.

El costo fue desmonetizar la economía, bajas de tasas de interés impensadas y devaluaciones continuas del dólar lo cual representa un cambio de escenario dramático tanto para Europa como para Asia. El control de la energía siempre fue la variable más importante de la supremacía económica y por ende militar, la razón de la derrota de Alemania y Japón hace tan sólo pocos años, pero la ilusión de época basada en una psicología novecentista que confiaba que un "yo" poderoso gobernaba el entero sistema psíquico impulsó sueños de absolutos filosóficos y se pretendió establecer la confianza en una fiducia, esto es, una confianza en un símbolo monetario que en definitiva era la confianza en la confianza, idea de Tesorerías nacionales que sobrevalúan sus activos nacionales y pretenden que el mundo les crea, se les confíe.

Esta desmonetización y la valuación patrimonial de empresas y países por datos de la realidad interna de esas organizaciones -¿con que costo energético trabaja?- significa el abandono de standares "ideales" y pasar a examinar las variables reales. Estas ideas extremadamente peligrosas perjudican a Asia en sus activos monetarios actuales pero la valorizan extraordinariamente si se examina su estabilidad cultural, su paciencia milenaria en conseguir sus objetivos y religiones que castigan las guerras de saqueo y botín y la ausencia de la noción aristotélica de "esclavitud" como posesión que tanto envenenó a Europa. Pero Asia, China, tiene muy acotadas fuentes energéticas petroleras.

La más afectada por la desmonetización de la economía es Europa que ha hecho de su euro más que un símbolo monetario, una síntesis cultural de cómo el mundo debería percibirla, una inmensa fortaleza insular autosuficiente y autocontenida, con regulaciones comerciales tan minuciosas que ni un grano de arroz pasará por fronteras sin que sus habitantes paguen impuestos para alimentarse con él y sin que sus proveedores duden del valor de su euro, y con unas estructuras políticas tan fuertemente jerarquizadas hacia arriba que apuntan hacia un Rey -ahora tienen Canciller- y apuntan hacia abajo en tantos niveles que sólo los nuevos nombres confunden, antes era el rey, marqueses, duques, condes, barones, súbditos, vasallos, siervos y variedad de clases de esclavos. Si la segunda ley de la termodinámica introduce el caos en tanta abstracción racionalista el resultado puede llegar a ser catastrófico.

En estos años Europa parece constituirse en el jamón del sándwich entre América y Asia, una por su control sobre la energía y sus patentes de invención, y la otra por su inacabable abastecimiento barato en bienes de industrialización liviana de consumo masivo y un mercado interno infinito. Acotada por arriba y por abajo, el estancamiento productivo y su decrecimiento competitivo es el preaviso del cual las proyecciones lineales hablan, pero esto en sí no resultaría tan importante, lo que sí es preocupante es su ausencia de propuestas culturales masivas que amplíen y adapten el repertorio conductual a la nueva época global, científica, pacífica, moderadamente competitiva, necesariamente cooperativa, sin dictaduras emocionales ni formatos perceptivos "oficiales". Pero si el mensaje es "El Quijote de la Mancha" -el himno de la libertad imposible del sencillo- y su imaginario de un mundo estático, violento y guerrero, muerte gloriosa, jerárquico, monárquico, el regocijo en la servidumbre incondicionada, plagado de dualismos, significa que la literatura -siempre sospechada como una de las mas fieles prostitutas del poder- no proporciona el adecuado desafío de época. Roma cayó por el incontrolable apetito de clientelas imperiales que terminaron esclavas de los bárbaros por no poder refrenarse y adecuarse a nuevos tiempos, y eso, más que una responsabilidad de los políticos, fue una perversión de creadores de materiales culturales que quisieron eternizar tiempos muertos, enterrados y que no volverían jamás.

Pero los tempos entre América y Asia, China, son extraordinariamente diferentes. Lo que uno quiere ya, el otro lo cultiva y lo espera desde hace decenios. De ahí que apostemos que para negociar un futuro deseable para la especie, aquí y en otros lugares, -respondiendo al mandato de que la energía se almacena en materia, ésta deviene en vida y esta en conciencia y el imperativo de esta última es expandirse hacia el todo, o sea, hacia la pura energía y más allá- la confianza mayor debe depositarse en culturas regionales de amplio repertorio ante circunstancias variables y caóticas, antes que en rígidas posesiones de teocracias agresivas.

2. Teocracias Pacíficas.  Observemos la estrategia de supervivencia del Vaticano en tanto dato geopolítico y no en cuanto a culto que ensaya y ofrece experimentar el pensamiento místico y abstracto.  El Estado Vaticano es el único estado que no está sujeto a la legalidad internacional porque no aceptó aún obligarse con Naciones Unidad.  Su extraterritorialidad  -lo que no puedas guardar en tu casa, guárdalo en una iglesia-  deviene de Mussolini pero  -por derivado jurídico-  obliga al planeta.

La imagen del entorno de época de Karol W remite al barbarismo depredador y finalmente caníbal de la Segunda Guerra Europea, ese es el entorno de época, es Hitler, Treblinka, la carga de la Caballería Polaca contra los Panzer, el saqueo a las minorías que "pagarían" el Tercer Reinch, su saqueo, su esclavización y finalmente -cuando ya no servían como botín- su aniquilamiento, la imagen del Destructor de Mundos que atormentaba a Robert Oppenheimer en Los Alamos, pero no en tan sólo un aséptico segundo, si en miles de millones de tormentos individuales, a cada uno más degradante, a cada otro más siniestro. Su persona, su calvario y aún su pecado de soberbia al querer servir más allá de los límites de la condición biológica humana,  destacan en el entorno por ser la encarnación de lo precisamente opuesto, pero el entorno de época ahora es otro.

Un anciano con mal de Parkinson sometido a una infame traqueotomía es presentado como alguien que "habla" en varios idiomas en una muestra de esclavización al rol que yendo más allá de la mentira se convierte en una impostura sacrílega del entorno del poder. (Juan Pablo II falleció días después de esta redacción el 2 de abril 16.37). El Vaticano será un actor en temas de la condición humana en este siglo.

¿Será capaz de sublimar en entornos culturales no letales frustraciones futuras de grandes masas?. ¿Es capaz de resistir al caos?. No debemos olvidar que hace poco más de medio siglo los capellanes de ejércitos enfrentados proporcionaban legitimidad espiritual a sacrificios humanos masivos en los campos de batalla y menos debemos olvidar aún, que las élites europeas que dirigieron a sus pueblos a esos sacrificios fueron re legitimados después de la contienda sangrienta por el Estado Vaticano.

Dado la extraordinaria refinación de los conocimientos tecnológicos actuales tan solo un puñado de individuos puede provocar grandes daños y los más peligrosos de esos individuos son aquellos a los cuales se les recompensa previo a su sacrificio con vidas eternas, paraísos que gozarán después de su inmolación, esto es, individuos formateados por férreas dictaduras emocionales con la única finalidad que sirvan como armas de destrucción masiva e indiscriminada.

De todos los barbarismos del siglo XX han sido juzgados poquísimos autores materiales pero ninguno de sus autores intelectuales, y, lo más grave resulta en que ningún contexto cultural de época ha sido investigado por "legitimar" los genocidios. Los contextos culturales tienen que obligarse con el Derecho Internacional pero, si vamos a evolucionar, también tienen que estar sujetos a responsabilidades penales de jurisdicción universal en caso de probarse causalidades directas.

Ya no puede aceptarse que intelectuales y religiosos que mandaron a la muerte a jóvenes se desentiendan de su propaganda violentista, pero menos aún debe aceptarse que intelectuales y religiosos que sean testigos de flagrantes violaciones a los derechos humanos a pocos metros del lugar donde viven miren para el costado. Es fácil ser enemigo de Bush y amigo del comisario de la cuadra.

3. La Gestión de nuestra estupidez.    Yendo a hablar de lo que deseo y no de lo que sobrevendrá, conviene anotar que debemos empeñarnos en no ser genios, -para eso tenemos tiempo-, sino en tan sólo no cometer errores obvios. ¿Que clase de taxista tiene seis autos de alquiler pero sólo hace trabajar a uno, a veces a dos?. ¿Un dueño de restaurantes que abre un local y mantiene cerradas a cinco sucursales?. La lógica capitalista del sentido común no soportaría ser informada que de seis mil millones de las más evolucionadas máquinas biológicas capaces de abstraer, inducir, inferir, conjuntar, dimensionar, y manipular cualquier objeto perceptible, cinco mil millones de ellas no sean incluidas por el sistema. Esta constatación resulta alarmante para el sentido común. ¿Y donde están mis clientes, protestará el taxista?. ¿Y dónde están mis comensales, protestará el dueño de restaurantes?. Hasta podríamos imaginar que se encuentran e inician un ayuno en protesta.

No nos detendremos en las visiones científicas del sistema económico mundial, sino en el marco general de contexto en el cual la percepción común desea incluirse, el razonamiento de sentido común, una especie de yo social que desea "pertenecer" sobreviviendo.

Los seres vivos somos una impresionante computadora que calcula, casi segundo a segundo, el gasto metabólico de una acción. Es decir, en términos de energía, que son los términos de la sobrevivencia futura y de los objetivos del hoy, ¿cuanto me cuesta ser bueno?. ¿Cuanto me cuesta sentirme creativo hoy?. Y concluimos que si el costo metabólico es mayor y arriesga mi disponibilidad energética, mañana seré bueno y creativo, pero, lamentablemente, hoy no.

Lo realmente increíble es que este frío balance no lo hace el yo, -en términos freudianos-, lo hace el -definámoslo así- el entero humor de los casi infinitos bucles de retroalimentación que envían información al cerebro sobre el estado de cada órgano, incluida la sensación quinestésica, en el lenguaje común del castellano se expresa ¿como se encuentra Usted hoy?, referencia a la percepción -dato subjetivo- acerca del sí mismo interrogado sobre su temporalidad presente. Siempre he imaginado que la imagen del psiquismo es la imagen del sol, y no por masajear antropocentrismos, sino porque quizás seamos imitadores consumados de aquella energía de origen, o quizás es porque en ese caótico deambular nos encontremos -imagógicamente- identificados.

¿A donde voy?. Cada época tiene una imagen del sí mismo y esa imagen cambia. Una imagen del sí mismo y del papel del yo la proporcionó el marxismo freudiano: el sí mismo y el propio yo estaban ordenados en una recta jerárquica -de abajo arriba- que llevaba a valores axiológicos absolutos que debían realizarse. De forma que la culpa era la desviación de esa conducta en que el yo era un elemento de conjuntos mayores, sometido y obediente a lo que los jerárquicos identificaran y transmitieran como una aproximación al ideal. El amor era bueno en tanto se orientara en esa dirección. El agua de una playa mansa sobre los pies era sobre experimentada -impostada- conforme a la ideología y ante una sensación indefinible el yo verbalizaba -a latigazos- enmarcándola en su lugar, el yo era un mero eslabón, del abajo arriba. El sobrevivir individual dependía de otros valores que internalizados sometían al individuo a una tarea ordenada (distinta de caótica y espontánea), finalista, (con objetivos).

El problema para el marxismo -y para muchos otros cultos- era que la realidad no contaba, no necesariamente debía constar. Recompensado el individuo -célula social- con continuos choques endorfínicos que proporcionaban los rituales de grupo, drogado en el entusiasmo ceremonial, el yo sólo atinaba a pertenecer conciente de su debilidad. Apenas si se atrevía a concordar con su yo social -¿estoy bien vestido para la ocasión?- y derramaba culpas por inadaptación, no tenía el balance metabólico adecuado para disentir. Era un sujeto adaptado para el cual le estaba vedada la posibilidad de acceder por el sí mismo a los valores, la verdad era la verdad sistémica, por más que la Luna chocara de vuelta a la Tierra él no podía anunciarlo, ni enterárselo consciente al sí mismo, de ahí sueños -el imagógico protestaba tal tiranía-, o las famosas "histerias" ó "depresiones" inducidas como mecanismo disciplinador por el entorno autoritario.

¿El faro hizo a Albert Einstein?.

Concluyendo, la libertad es un dispendio metabólico, el puro conocimiento de la realidad es un dispendio metabólico, es banquete de gordos, no de hambrientos. La libertad no es necesaria a la sobrevivencia, pero es la materia que construirá un futuro. ¿Cómo es posible que resultando la creatividad la energía psíquica más valiosa del universo conocido, aún siga ésta limitándose en sus pretensiones porque la noción de límite azota su esencia?.

¿No es bueno para todos que haya más clientes, que si los hay yo -dondequiera que viva en este planeta-, yo me beneficio tarde o temprano de una forma que hoy no puedo entenderlo?.

Se debe desterrar esa noción -"románica, occidental y cristiana" si las hay- de límite, porque no podemos ponerle límite a la abundancia y a la creación, al crecimiento económico, ofrendando nuestras limitaciones al altar del Mezquino y el Escaso.

Toda tiranía se inicia en las limitaciones al ser humano, la tiranía del yo freudiano ocasionó genocidios, el modelo psicológico no sirvió ni para sus beneficiarios sistémicos mayores. Otro modelo emerge desde hace milenios, pero es caótico, entusiasta sin entusiasmo, abundoso metabólico, no tiene límites para imaginar su futuro. No es triste, reintenta y se le anima a la costosa verdad. No tiene un cerebro, dispone del todo y es consciente en el entorno de la verdad de la especie. Desprecia esclavos y necesita iguales. Está y es.

(página en construcción, continuará)

 

 

comentarios  

por una sociedad con leyes

pero sin autoridades